portada-articulo-blog-telangiectasia

Telangiectasia, dilatación capilar y araña vascular

¿Qué son y cómo eliminarlas?

Las telangiectasia son pequeñas dilataciones de los vasos sanguíneos superficiales de la piel o capilares. Se traducen como vasos visibles rojos-violáceos de diferentes tamaños.

  • Vasos lineales y finos: telangiectasias, también conocidos como capilares visibles.
  • Vasos gruesos y tortuosos: varículas
  • Vasos en forma arácnida: arañas vasculares, este último subtipo puede tener una variante con una porción palpable o papular en el centro tipo angioma que se denomina “spider angioma” o angioma en araña.

Nuestra piel posee una red vascular superficial de vasos de pequeños calibres o capilares que nutren a nuestra dermis y epidermis y una red vascular más profunda en la hipodermis compuesta por vasos sanguíneos de mediano calibre, que se disponen a lo largo de la piel de todo nuestro organismo. Por lo tanto, las dilataciones vasculares podrían aparecer en la piel de cualquier área de nuestro cuerpo, sin embargo, característicamente:

  • Las telangiectasias y arañas vasculares: aparecen en zonas foto expuestas como en la cara, particularmente en las mejillas y en la nariz y en el escote.
    Las telangiectasias son muy frecuentes en la Rosácea la mayoría de las veces acompañadas de eritema difuso o cuperosis y pápulas o granitos rojos.
    Las arañas vasculares papulares tipo “spider angioma” son muy frecuentes en la infancia sobre todo en la cara.
  • Las varículas son muy frecuentes en las piernas de mujeres de mediana edad, pueden acompañarse de capilares más finos como telangiectasias o de vasos más gruesos, tortuosos y profundos como varices y signos de insuficiencia venosa en algunos casos.

La telangiectasia, varícula y arañas vasculares podrían aparecer en la piel de cualquier área de nuestro cuerpo en una persona con predisposición genética.
Factores que favorezcan al adelgazamiento de la dermis podrían desencadenar la presencia de dilataciones vasculares, como:

  • La elastosis solar, pérdida de fibras elásticas y de colágeno por el efecto de la radiación ultravioleta.
  • Atrofia cutánea por uso prolongado e inapropiado de corticoides tópicos.
  • La Radioterapia
  • Enfermedades inflamatorias y del tejido conectivo
  • Así mismos factores que favorecen la inflamación de la piel y activación de factores de crecimiento vascular como:
  • La Rosacea
  • El foto-envejecimiento
  • Y escenarios que aumenten la estasis vascular como:
    • El embarazo
    • La insuficiencia venosa

El tratamiento de elección de estas lesiones vasculares es el empleo de láseres vasculares. La longitud de onda del láser LBO o KTP de 532nm nos permite impactar de forma precisa en la hemoglobina que circula dentro de estos pequeños capilares, permitiendo el colapso del vaso sanguíneo sin lesionar la piel circundante. Cuando los vasos sanguíneos son de mayor calibre suele ser necesario emplear el láser Nd:YAG que tiene mayor penetración impactando en los vasos sanguíneos más profundos y de mayor diámetro.
En la misma sesión podemos emplear el cabezal Genesis de la misma plataforma Excel V+. Gracias a su pulso ultracorto en las dos longitudes de onda 532 y 1064 nm permite impactar en los vasos no visibles responsables de la cuperosis, flushing o eritema difuso a la vez que realiza una estimulación térmica para la fabricación de nuevo colágeno y un efecto “flash” de la piel. Por tratarse de un dispositivo lumínico muy específico y con adecuada refrigeración, se considera seguro de realizar durante todo el año, con los cuidados básicos de fotoprotección.

En casos de coexistencia de signos de foto envejecimiento como léntigos y telangiectasias puede emplearse la luz pulsada intensa como dispositivo lumínico de elección para el tratamiento de todos estos signos comentados.

Tras la sesión de láser aparecerá de forma transitoria rojez e inflamación en la piel circundante a los vasos tratados. El grado de inflamación dependerá de la severidad del caso y de factores propios del individuo. En algunos casos será necesario pautar tratamiento antinflamatorio las primeras 48 hrs. Es un tratamiento bien tolerado y no es necesario disponer de una baja laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio